Other Social Sciences

De la gracia y la dignidad by Friedrich von Schiller, Jhon Duran

By Friedrich von Schiller, Jhon Duran

Johann Christoph Friedrich Schiller, desde 1802 von Schiller (Marbach am Neckar, 10 de noviembre de 1759 – Weimar, nine de mayo de 1805), fue un poeta, dramaturgo, filósofo e historiador alemán. Se le considera, junto a Goethe, el dramaturgo más importante de Alemania,1 así como una de las figuras centrales del clasicismo de Weimar. Muchas de sus obras de teatro pertenecen al repertorio routine del teatro en alemán. Sus baladas se cuentan entre los poemas más famosos.

Show description

Read Online or Download De la gracia y la dignidad PDF

Best other social sciences books

Three Kingdoms and Chinese Culture

This can be the 1st book-length therapy in English of 3 Kingdoms (Sanguo yanyi), usually considered as China’s first nice classical novel. Set within the historic interval of the disunion (220–280 AD), 3 Kingdoms fuses heritage and renowned culture to create a sweeping epic of heroism and political ambition.

Open Vistas: Philosophical Perspectives of Modern Science

Traits In technological know-how sequence, quantity three.

Hyperreality and Global Culture (Routledge Social Futures Series)

This ebook explores a global the place the limits among truth and illustration became blurred, a global the place l. a. legislation is used to coach legal professionals. Drawing on examples from all over the world, Nick Perry offers a desirable and enjoyable research of either popular gadgets and occasions in addition to the more odd and absurd.

Extra info for De la gracia y la dignidad

Example text

En cuanto notamos que la gracia es artificial, se nos cierra al punto el corazón y se retrae el alma que se cernía a su encuentro. Vemos de repente que el espíritu se ha vuelto materia, y la divina Juno un fantasma de nubes. Pero aunque la gracia deba ser algo involuntario, o parecerlo, sólo la buscamos en movimientos que en mayor o menor grado dependen de la voluntad. Es verdad que se atribuye gracia a cierto lenguaje de gestos, y que se habla de una sonrisa graciosa y de un rubor gracioso, a pesar de que ambos son movimientos simpáticos, sobre los cuales no decide la voluntad, sino el sentimiento.

Con esto se caracteriza, por lo demás, sólo la especie ele movimientos entre los cuales hay que buscar la gracia; pero no movimiento puede tener todas estas cualidades sin ser por ello gracioso. Sería entonces expresivo (mímico), nada más. Expresiva (en el sentido más amplio) llamo yo cualquier manifestación que en el cuerpo acompaña a un estado afectivo y lo expresa. En este sentido son, pues, expresivos todos los movimientos simpá- 37 FEDERICO SCHILLER ticos, aun aquellos que sirven de acompañamiento a meras afecciones de la sensibilidad.

También el hombre participa, pues, en la elaboración de su forma, por lo que en ella hay de elemento mímico; más aún, en este elemento la forma es exclusivamente suya. Pues aun cuando estos rasgos mímicos, en su mayor parte y hasta en su totalidad, fueran simple expresión de lo sensorial y pudieran corresponderle, por lo tanto, como mero animal, el hombre estaba, sin embargo, destinado y capacitado para limitar lo sensorial por su libertad. La presencia de tales rasgos demuestra, por consiguiente, el no uso de esa capacidad y el incumplimiento de ese destino, por lo cual es, sin duda, moralmente expresivo en la misma medida en que el abstenerse de una acción ordenada por el deber es también una acción.

Download PDF sample

Rated 4.19 of 5 – based on 22 votes